Instalaciones

Nuestras instalaciones

El Huerto San Antonio ocupa una superficie total próxima a 2.5 has situadas en el corazón de la Sierra de La Cabrera. En un entorno de enorme valor natural y arqueológico cuya historia de uso y habitabilidad se remonta a los orígenes de la humanidad en el mismo Neolítico.  En la actualidad se ha constituido como una finca de referencia para la realización de gran cantidad de eventos y actividades de muy diversa índole. Aquí se describen las principales instalaciones de las que se dispone.

Salas

En el Huerto San Antonio hay un total de 6 salas polivalentes, que pueden se adaptadas y equipadas para satisfacer las necesidades de cualquier tipo de evento, actividad y/o sesión de trabajo.  Se dispone de los todos medios audiovisuales necesarios para realizar todo tipo de actividades, equipos de sonido (bafles, mesa de mezclas, amplificador, micrófonos inalámbricos…) , pantalla plana, proyector y pantalla, wifi…, de mobiliario, mesas y sillas, pizarras FlipChart , así como otros accesorios tipo esterillas de yoga o mantas.

Sala Casa Grande

Está en la planta baja de la Casa Grande.  Tiene una superficie total en torno a 65 m2. Destaca por su gran luminosidad que llega a través de 6 ventanas oscilobatientes de doble hoja, de madera maciza y doble cristal. Hay una antigua chimenea de piedra y leñaras laterales completamente funcionales; así como calefacción por radiadores de agua.  Debido a los muros de piedra de 80 cm de grosor en verano la sala ofrece una sensación de frescura natural.  El piso tiene un confortable y cálido suelo hidráulico  de baldosas fraguadas en frio y diseño original, que además puede ser totalmente cubierto con moqueta.

Sala Domo Geodésico

Bajo la estructura de una cúpula geodésica de 14m de diámetro se encuentra una sala de cerca de 150m2 completamente diáfana y 6,5 m de altura en su punto central. Se trata de un domo geodésico de características geométricas y estructurales particularmente singular, que le hacen un espacio realmente especial con prestaciones energéticas y acústicas enormemente particulares.

La cubierta es de lona de PVC ignífuga en la que hay diversas ventanas desplegables para facilitar la ventilación. El suelo presenta un muy buen aislamiento con acabado en madera y cubierto de moqueta.  Para el verano cuenta con un sistema de renovación forzada de aire y en invierno con calefacción de diversas estufas de propano.

Sala Acristalada

La Sala Acristalada es un espacio ideal para hacer cualquier tipo de actividad o sesión de trabajo inmersos en plena naturaleza. Tiene una superficie de cerca de 80m2 y se sitúa junto a la casa del Merendero. Se trata de una estructura de madera maciza con vigas de 20×20 cm y una cubierta a dos aguas de tarima de madera vista.  La sala cuenta con cortinas de vidrio que pueden ser plegadas en su totalidad para adaptarse a las condiciones climáticas; así como estufas de propano para el invierno.  Esta, al igual que el resto de las salas cuenta con todo el equipamiento audiovisual y mobiliario descrito anteriormente.

Sala Buhardilla Merendero

Es una sala de cerca de 65m2 de superficie que se encuentra en la planta alta del Merendero. Presenta una cubierta a dos aguas en su interior con estructura abuhardillada. En el plano inclinado orientado al Norte tiene cuatro ventanas tipo Velux de 1.2m longitud, que aportan a la sala una gran luminosidad y sensación de encontrarse inmerso en pleno bosque.  El suelo es de madera de gran calidez y la calefacción cuenta con cuatro radiadores de agua conectados a la caldera de Biomasa. Los casi 3 m de altura centrales hacen que sea une espacio ideal para actividades y dinámicas que no requieran demasiado movimiento o en su caso grupos reducidos.

Sala Capilla

Es una sala de aproximadamente 25m2 de superficie que ocupa una antigua capilla familiar que le porta una atmósfera especial. Se trata de una antigua construcción de muros de piedra de mampostería de granito y cubierta de teja cerámica. Se encuentra totalmente restaurada intentando mantener la esencia original pero al mismo tiempo está completamente equipada como sala multiusos. Cabe destacar que desde el interior de la sala se tiene acceso directo a los baños que pueden ser de uso exclusivo.

Domo de madera abierto

Se trata de uno de los espacios más singulares del Huerto San Antonio localizada en el mismo corazón del bosque de pinos y robles. Es una sala abierta de cerca de 40 m2 de superficie, que se sitúa bajo la estructura de un domo geodésico construido de triángulos de madera de distinta geometría que convergen hacia un pentágono central en la cumbre. La sala yace sobre una antigua alberca de planta circular de muros de piedra, que ya en desuso fue tapada y sellada para darle uso. Representa un espacio ideal para hacer todo tipo de actividades de exterior, tanto diurnas como bajo las estrellas.

Comedor / Restaurante

El salón principal del comedor/restaurante ocupa la planta baja del Merendero y tiene una superficie de unos 65 m2, que en caso de necesidad puede completarse con otras salas como la superior abuhardillada o el salón acristalado. Como el resto de las instalaciones, la configuración de las mesas y espacios son totalmente adaptables y pueden ser decorados de forma personalizada, según las necesidades de cada evento.

El interior está decorado manteniéndola estética original del espacio, las paredes de piedra de mampostería de granito y el suelo con baldosas hidráulicas de diseño original y hechas artesanalmente. En invierno se disfruta de la hidroestufa de biomasa que ofrece el fuego a la vista creando un cálido y agradable ambiente hogareño.

Piscina y Solárium

La piscina ocupa una antigua alberca de gruesos muros de mampostería de piedra de granito y rodeada de una antigua balaustrada de piedra de granito. Totalmente restaurada y acondicionada para dar servicio como piscina. Tiene una profundidad máxima de 2m y una pequeña plataforma inicial de unos 90 cm de profundidad.  Se encuentra en un espacio con vistas privilegiadas al bosque y montañas colindantes. A un lado hay una pequeña pradera, también delimitada por una balaustrada de piedra, que ofrece tumbonas expuestas tanto al sol como a la sobra de un castaño o un nogal centenarios.

Junto a la piscina se encuentra un solárium de losas de granito equipado con dos grandes sombrillas y diversas hamacas; así como dos grandes mesas y bancos de granito situados bajo la sombra del castaño.

Destaca la pureza y claridad del agua de la piscina que procede directamente de los manantiales de la Sierra de La Cabrera aunque, eso sí, mantenida con todos los tratamientos mínimos necesarios para mantener la calidad del agua en parámetros óptimos.    

Sauna Finlandesa y Alberca de Manantial

La sauna finlandesa es sin duda una de las instalaciones más emblemáticas del Huerto San Antonio. Una sauna de madera de arce con forma de barril que fue  traída directamente de Finlandia e instalada en medio del bosque mixto de pinar y robledal.  Junto a la sauna hay una pequeña alberca de piedra, totalmente restaurada, que recogía el agua de un pequeño manantial situado en uno de sus laterales. 

El conjunto, sauna, alberca y ducha con agua de manantial da la oportunidad de vivir con plenitud una de las experiencia propia de sociedades en las que la sauna representa una de las señas de identidad más arraigadas, las culturas del vapor.

Baños y vestuarios

El huerto San Antonio cuenta con hasta tres baños con acceso desde los exteriores. Dos de ellos, junto a la Plaza de la casa Grande se encuentra a unos metros de la piscina y cumple la función de servicios, cambiadores e incluso duchas de agua caliente. El tercer aseo se encuentra junto a la puerta del Merendero y presenta todas las características que permiten la accesibilidad también para discapacitados.

Praderas para eventos

En el Huerto San Antonio existen diversas praderas que se corresponden con los antiguos bancales de los huertos del Convento de San Antonio.  Cuentan las crónicas que los monjes benedictinos hicieron traer al Huerto de San Antonio remolques de suelo de las llanuras de inundación del río Jarama, para corregir la escasa fertilidad natural de los sustratos originados a partir de las rocas de granito. En la actualidad en esos bancales se encuentran una superficie total de casi 1500m2 distribuidas en diferentes praderas. Praderas de vegetación herbácea autóctona de crecimiento espontáneo que se maneja únicamente con siegas y aportes periódicos de compost vegetal. En las praderas se encuentra algún pie aislado de pino de elevada edad, así como nogales, castaños o higueras.

Por la propia naturaleza y características de las praderas, así como los paisajes que las rodean, son espacios muy solicitados para la celebración de eventos familiares, distintas dinámicas de crecimiento personal de retiros o incluso actividades de empresa o team building.

Jardines y Parterres Florales

Cualquier excusa, un rincón, la vereda de un arroyo estacional, el rodal de un muro de piedra, restos de antiguas acequias y de canales de agua ya sin uso, pilas acumuladas de tejas de barro…,  han sido los espacios ideales para crear una pequeña jardinera o parterre floral donde crear manantiales de color y aromas. Así, utilizando siempre con especies rústicas y adaptadas a las condiciones climáticas de la sierra se están creando una infinidad de rincones en los que encontramos, rosaledas,  jazmines, lirios, margaritas gigantes, dalias, lilas, durillos…;

Y de vez en cuando algunos pies de almendros nogales, higueras, castaños,  madroños, moreras, membrillos…. Todo ello bajo la presencia inmediata del imponente bosque mixto de pinar y roble que ocupa la mayor parte de la finca.

Pozo y suministro de aguas saludables

El suministro integro de agua que se consume en el Huerto San Antonio, ya sea para consumo, humano, jardines, huertos o de la misma piscina, procede del acuífero de la Sierra de La Cabrera. Se trata de un acuífero confinado en todo el sistema de grietas y fracturas que existen en los macizos rocosos de granito de La Cabrera. Se trata de un agua de extraordinaria calidad, de un característico pH ligeramente ácido y bajos contenidos en minerales. Un agua que históricamente ha sido comercializada como agua mineral bajo la marca de La Fonsana, cuyas instalaciones aún permanecen intactas en el interior del casco urbano de La Cabrera. En el Huerto San Antonio, el agua se extrae de ese mismo acuífero a través de un antiguo pozo artesiano debidamente registrado en el inventario de la Confederación  Hidrográfica del Tajo. Adicionalmente los Servicios de Salud Pública de la Comunidad de Madrid, supervisa y controla los parámetros de calidad del agua para asegurar su potabilidad.

Instalaciones para un saneamiento sostenible

Nos llena de orgullo poder afirmar que hemos conseguido implementar y mantener un sistema de gestión de las aguas residuales ambientalmente sostenible. Nuestro proyecto supervisado y aprobado por la Confederación Hidrográfica del Tajo cuenta con una red interna que canaliza las aguas residuales hacía un primer decantador, de éste se pasa a una depuración por oxigenación forzada y de aquí a casi un centenar de metros de zanjas filtrantes que devuelven el agua ya depurada al subsuelo, donde los procesos ecológicos completan el ciclo.

Parking

Junto a la entrada de la finca hay un espacio habilitado como parking de exterior, con una capacidad de hasta la quincena de coche. No obstante, en los exteriores de la finca está permitido el aparcamiento con disponibilidad prácticamente ilimitada.

RESERVAS

Haz tu reserva directamente desde aquí. 

  Para reservas con niños contactar directamente con nosotros..